Blog de dieteticaitep2018

Blog personal

Noticias y comentarios personales

OPERACIÓN MICHELIN Sara Fernández Castillejo

Escrito por dieteticaitep2018 23-01-2018 en DIETETICA. Comentarios (0)

                                                                                                                                        

  

 Año nuevo , vida nueva ¿Cuántos de nosotros nos hemos repetido está frase año tras año?, Después de todos esos excesos navideños ¿Cuántos de nosotros nos proponemos perder esos kilos de más con la llegada del nuevo año?  Pero ¿Cuántos hemos abandonado sin llegar a la meta deseada? En este post te hablaré de todos esos aspectos que harán que este 2018 se cumplan esos propósitos y pongas fin a esa frustración que se repite año tras año con el fracaso de los nuevos propósitos.






LAS PRISAS NO SON BUENAS

Mes de enero, gimnasios llenos, se disparan las ventas de los productos dietéticos, ¿Cuántos hemos caído en las garras de las famosas "dietas milagro"?, esas dietas tan llamativas que prometen adelgazar 5 kilos en una semana, pero el problema se esconde en que la mayoría del peso que perdemos con este tipo de dietas se trata de agua y músculo, y no buscamos eso. Además es aquí cuando aparece el tan conocido "efecto yo-yó" que nos hace recuperar todos los kilos perdidos o más cuando volvemos a comer "normal". La clave está en aprender a comer y alcanzar el equilibrio. No pretendas perder los kilos que llevas acumulando años en un par de semanas. Aléjate de todas esas dietas que te prometan resultados inmediatos y conciénciate de que si de verdad quieres cambiar se trata de adquirir un nuevo estilo de vida, y de nada sirve pretender llevar "x" dieta , si luego vas a volver a la forma de comer que te hizo coger esos kilos de más. 


 PASAR DE 0 A 100

 Todos en algún momento de nuestras vidas hemos experimentado ese chute de motivación que nos lleva a realizar aquello que nos proponemos, pero la motivación no es eterna y cuando se trata de un cambio de hábitos lo que vale es la constancia, de nada sirve pasar hambre una semana , si luego devoramos todo lo que hay en la despensa, debemos de estar preparados para cuando desaparezca esa motivación inicial. Además no se trata de no volver a comer pizza o chocolate nunca más, debemos eliminar esa idea de nuestra cabeza de todo o nada. Si estas acostumbrada a comer comida basura y repleta de azúcar, no puedes pretender eliminarla de golpe y esperar que sea "un camino de rosas". Todo cambio requiere un esfuerzo y aveces es mejor ir despacio pero sin pausa, que correr y abandonar el el intento. Las dietas excesivamente restrictivas llevan al abandono y es ahí cuando aparece la frustración. Si ves que solo no puedes, plantéate la idea de acudir a un especialista de la nutrición que te guié en el camino .


 80% DIETA 20%EJERCICIO

Otro error muy común en el que caemos, es la idea de que por el echo de hacer ejercicio podemos comer lo que nos apetezca, el ejercicio es fundamental para gozar de una salud optima y alcanzar los resultados deseados, pero no olvidemos que el peso más importante reside en lo que nos llevamos a la boca, de nada sirve matarse en el gimnasio , si luego nos alimentamos a base de comida basura y productos procesados. Llena el carrito de la compra de frutas y verduras, huevos, cereales integrales, legumbres, pescados y carnes magras. Cuantos más colores mejor, y aléjate de los procesados, destierra los refrescos, la bollería industrial y huye de las carnes procesadas.  No te olvides de realizar alguna actividad física, hemos dicho que no es fundamental para llegar a nuestro objetivo, pero si ayudará en el proceso, basta con caminar 30 minutos al día acompañado de una alimentación sana y equilibrada  para empezar a notar los beneficios.


 ENTRENA LA MENTE 

Por último pero no menos importante no te olvides del famoso dicho "mente sana, cuerpo sano" , pues es de vital importancia gozar de una estabilidad emocional para conseguir lograr aquello que nos proponemos. Muchos de nosotros sabemos de sobra que es lo que tenemos que hacer y aún así no somos capaz de cambiar , en este aspecto la mente desarrolla un papel fundamental. En ocasiones el problema va más haya del sedentarismo , o la escasez de información nutricional, si crees que este puede ser tu problema , te animo a que acudas a profesional de la salud, que quizá ayude a cumplir esos propósitos que se te están resistiendo. Recuerda eres capaz de conseguir todo lo que te propongas y este 2018 será tu año.

  

 


Nuevo año, nuevas metas y mejores hábitos. Paula Hernández Alba

Escrito por dieteticaitep2018 21-01-2018 en Nutrición equilibrada. Comentarios (0)

   La entrada del año se hace dura, entre la cuesta de enero con sus baches y esos kilos de más causados por unas fiestas navideñas llenas de comidas familiares, copitas y turrones; provoca que queramos cumplir todos nuestros propósitos nuevos sin tener claro antes unas pautas concretas. ¿Y si te paras, reflexionas y piensas qué es lo mejor para tu cuerpo?

Resultado de imagen de habitos saludablesTodos queremos vernos bien y estar a gusto con nosotros mismos, por ello, y más en estas fechas, realizamos dietas sin ninguna supervision médica para conseguirlo. ¿Realmente está ahí la clave? Definitivamente no, la solución es eliminar esos hábitos tóxicos que no nos dejan avanzar y empezar a adaptarnos a otros que nos hacen tener una vida plena que se consigue con tiempo, disciplina y dedicación.

La mejor manera es comenzar con pequeñas metas a corto plazo que nos ayuden a estar en el camino adecuado para lograr nuestro propósito. Una vez te adaptes a ellas entrarás en rutina, lo cual, estarás modificando una parte de tu vida logrando unos buenos hábitos saludables. Olvídate de esas dietas estrictas que te hagan pasar hambre y disfruta de tus desayunos, almuerzos, comidas, meriendas y cenas. Esto hará que no llegues con tanta gula entre una comida y otra, de tal manera que reducirá tu ansiedad por comer y no tendrás la necesidad de darte esos atracones que tanto perjudican tu alimentación haciéndote sentir culpable. Para ello, mide las cantidades y come con tranquilidad ya que darás tiempo a tu aparato digestivo a enviarle al cerebro las señales de saciedad adecuadas.

Este nuevo hábito debe estar acompañado de una buena dieta equilibrada compuesta de:

- Carbohidratos: verduras, frutas y cereales integrales como la avena.

-Proteínas magras: huevos, productos lácteos, aves de corral y pescados.

- Grasas buenas: aguacate y aceite de oliva.

Asimismo, desecha aquellos alimentos procesados y grasas saturadas de tu nevera, hidrátate evitando los refrescos y trata que tu alimentación sea lo más natural posible correspondiéndose a un 80-90%.

Resultado de imagen de comida sana

Si eres una persona sedentaria empieza poco a poco a incorporar el ejercicio en tu vida, no te desanimes si un día no tienes ganas de realizar ninguna actividad física, lo mejor es no machacarte y darte tu tiempo, escucha a tu cuerpo y siéntete bien. Al fin y al cabo es una máquina que debemos cuidar de la mejor forma posible. A medida que avances incorpora ejercicios de fuerza en tus rutinas, ayudará a acelerar tu metabolismo quemando más calorías y te mantendrá en forma ganando masa muscular.

Resultado de imagen de habitos saludablesResultado de imagen de nutrição esportiva funcional





Por último, procura no tomar alcohol con mucha frecuencia ya que está llena de calorías vacías sin proporcionarte ningún tipo de nutriente, te deshidrata e incrementa tu apetito. Además, tu cuerpo lo eliminará lo más rápido posible dejando a un lado las grasas acumulándolas en tu tejido adiposo.

Lo más importante es lograr la mejor versión de ti mismo, no te compares ni te obsesiones ya que cada cuerpo es un mundo y no a todos nos afectas las cosas del mismo modo. Trata de controlar tus emociones y aprender de tus errores, esto ayudará a que tus decisiones sean siempre las más aptas para ti.

"La vida te pondrá obstáculos pero los límites los pones tú"

Este año sí que sí. Por Laura Duque Solís

Escrito por dieteticaitep2018 21-01-2018 en Vida sana. Comentarios (0)

La época de Navidad es una de las festividades más grandes del año, donde más se come, se bebe, se divierte, se sale, se gasta ... Y así con muchas cosas más. También con el inicio de un nuevo año, tras tomarse las doce uvas y beberse una copa de champán mientras brindas con la familia y amigos, es uno de los momentos donde la gente se engaña a sí misma, se crea falsas metas y objetivos que al final, a la larga, no cumplen, pero ¿y si este año fuera diferente?

Muchos al acabar estas fechas tan señaladas y volver a la rutina, quiere deshacerse de esos kilitos de más que todo el mundo coge, ya que es inevitable, pero lo hacen mal porque la mayoría pone en Google: Forma rápida para perder peso o Como adelgazar en poco tiempo o cosas parecidas, lo cual es un error. A continuación os voy a poner algunos consejos para haceros la vuelta a la rutina después de las navidades un poco más fácil:

Lo primero sería reducir la cantidad de comida que uno ingiere. A todos nos ha pasado, y más en las fiestas rodeados de los nuestros, que cuando estamos sentados en la mesa se nos ponen los ojos brillantes al ver tanta comida y empezamos a echarnos en el plato un poco de esto, otro poco de eso y mucho de aquello y al final no nos comemos ni la mitad, o si nos lo comemos entero estamos muy hinchados y no nos podemos ni mover. Pues eso tiene fácil solución, reducir la comida, poco a poco, y también comer más sano y sin tantas grasas ni dulces (como los típicos turrones)

¿Conocéis la  frase de que hay que tomar cinco piezas de frutas y verduras al día? Seguro que todos lo habéis oído en más de una ocasión pero que ni la mitad la llevan a cabo. Esto ayudaría mucho a nuestra dieta y nos vendría muy bien para comer sano después de todos los excesos.

Otro paso sería incluir el ejercicio en nuestra dieta, ya que no basta con comerdescarga-1-.jpeg

bien, también hace falta ejercitarse. Hay que ir poco a poco, cada día añadiendo unos pocos minutos a nuestro entrenamiento, para hacer que nuestro organismo se vaya acostumbrando a esta nueva forma de vida que estamos trabajando.



Otra de las cosas a cambiar es el consumo de alcohol, ya que no aporta ningún nutriente necesario para vivir pero si aporta calorías para seguir engordando nuestros michelines. Entre los brindis en las comidas y cenas con amigos, en las de empresa, con la familia ... El consumo de alcohol siempre se eleva, y no es nada bueno, por eso es muy importante quitarlo de nuestra dieta cuanto antes.

Podría seguir enumerando cosas para hacer nuestra vida un poquito mejor y más sana, pero voy a acabar diciendo que esto es un proceso largo, los cambios no se ven de un día para otro, sino que tardan en visualizarse y muchas veces nos los ven otras personas a nosotros antes que nosotros mismos, por lo tanto hay que tener paciencia. Hay que descansar, dormir bien, intentar ser felices, porque eso también influye a nuestras actividades diarias. El camino es duro, no os voy a mentir, pero los resultados hacen que todo esfuerzo tenga su recompensa.

Algo importante es estar completamente seguro de que uno quiere cambiar y de que lo hace porque quiere hacerlo y no porque nadie le obliga a ello, y también, si el cambio tienen que ser muy drástico, hay que ponerse en mano de un profesional, porque si no puede ser dañino para nuestra salud. 

Esto es todo, lo último que voy a decir es que todo hay que hacerlo con una sonrisa en la cara, que así la vida se lleva un poquito mejor


Año nuevo ¿kilos nuevos? creado por Alejandro Fernández Madrid

Escrito por dieteticaitep2018 21-01-2018 en TIPS POST-NAVIDEÑOS. Comentarios (0)

Todos sabemos que las Navidades son épocas de excesos alimentarios producidos por las reuniones familiares o simplemente por los platos copiosos típicos de estas fechas. Pero las verdaderas preocupaciones llegan una vez finalizados estos días donde realmente nos damos cuenta de aquellos kilos de más que hemos cogido producto de estos excesos. La solución no es ir corriendo como locos a apuntarse al gimnasio más cercano, simplemente se pueden realizar una serie de pasos o consejos que nos ayudarán o al menos facilitarán la pérdida de estos kilos indeseados. Para empezar, debemos regular la cantidad de calorías en cada comida puesto que en navidades se realizan comidas y cenas muy pesadas , debemos evitarlo y dividir el consumo en diferentes comidas (desayuno, media mañana, comida, merienda, cena). Esto hará que nuestro metabolismo este trabajando constantemente  por lo que la quema de calorías será mayor además de ahorrar sufrimientos a nuestro colon. Aparte deberemos consumir al día aproximadamente unos dos litros de agua (teniendo en cuenta las variaciones según la práctica de ejercicio físico que aumenta el consumo del agua para la rehidratación) y dejar de lado el consumo de bebidas alcohólicas y gaseosas. Un consumo correcto de agua nos ayuda a eliminar toxinas, productos de desecho, y en general para un correcto funcionamiento del cuerpo. El consumo de alimentos irá en torno a alimentos que sean diuréticos y que nos permitan eliminar del organismo los excesos , para ello aumentaremos el consumo de frutas y verduras (piña, berenjena, limón, espárragos, apio y pomelo) que además sean ricos en fibra en su composición bromatológica que ayudará a deshacer la grasa y eliminar toxinas. No hace falta ni decir que dejaremos a un lado el consumo de comida rápida para evitar grasas indeseadas y aumentaremos el consumo de carnes como el pollo y el pavo encargados de aportarnos las proteínas necesarias de la dieta. Pero no todo va relacionado con la alimentación , una parte muy importante para conseguir reducir esos kilos es la práctica de deporte y es que como se suele decir quien algo quiere algo le cuesta, y ahora que mencionamos las cuestas,un buen ejercicio fácil , efectivo y sencillo para todo el mundo es salir a andar diariamente y realizar al menos treinta minutos de ejercicio aeróbico como subir cuestas. Y es que simplemente siguiendo esta serie de tips podemos conseguir nuestro propósito de año nuevo de ganar la lucha contra esos kilos de más que pesan en nuestras barrigas.

Los excesos de la navidad ¿son necesarios? Por Patricia Díaz Lejarriaga

Escrito por dieteticaitep2018 21-01-2018 en nutricion. Comentarios (0)


Como todos sabemos en navidades cometemos muchos excesos, que si el marisco, los asados, los dulces, el alcohol, pero de verdad ¿es necesario comer y beber tanto en navidades? ¿Por qué solo lo hacemos en estas fechas tan señaladas? Lo ideal sería mantener una dieta sana y equilibrada durante todo el año, no quita que algún día puedas salirte, pero ese exceso masivo que hacemos en navidad engordando kilos sin parar y saturando nuestro cuerpo de grasas, azucares y alcohol durante 15 días ¿realmente es necesario?

Es una realidad que la obesidad y el sobrepeso aumentan de forma alarmante en los países en desarrollo y las enfermedades derivadas de ellos escalan con fuerza a los primeros puestos de mortalidad en el mundo. Según la OMS, la primera causa de muerte en el mundo son las cardiopatías isquémicas (1), estrechamente relacionadas con nuestro estilo de vida y alimentación. Además, en el año 2000 la cifra de muerte por diabetes era inferior a un millón y en el año 2015 superaba los 1,6 millones (2). De hecho, en el año 2000 ni siquiera estaba entre las principales causas de muerte en el mundo, siendo en un 90% diabetes tipo II (3) que se ha demostrado que se puede prevenir con una dieta saludable, actividad física regular y mantenimiento de un peso corporal adecuado.

Sin embargo, en ocasiones conocer estos datos no es suficiente para abrirnos los ojos. Nuestras elecciones alimentarias son voluntarias y están basadas en nuestros conocimientos, y estos, están influidos por el entorno en el que vivimos. Tanto es así que, en determinadas ocasiones, por ejemplo: navidades, nos veamos en situaciones en las que hemos comido sin hambre, alimentos que no son los más adecuados, y que sin embargo, creemos que no habríamos podido evitar para que no te tachen de “raro”. Desde las grandes multinacionales hasta tus propios familiares, te harán sentir así, si en medio de la comilona tu decides comer unas verduritas al vapor, que realmente te sientan bien, en lugar de los tradicionales embutidos y patés. Si nunca te has parado a pensar cuantas calorías tienen los productos que consumimos en estas fechas, echa un vistazo a la siguiente selección de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición:


Pero, ¿el problema quién le tiene: tú o ellos? Pues en mi opinión: los dos.

Le tienen ellos, por pensar que las fiestas son menos fiestas si no comen y beben hasta sentirse mal, si no se hace lo que “todo el mundo”: ¡ya buscaremos una dieta de 700 kcal/día por internet en enero para compensar! Y también tú, por no defender un estilo de vida saludable todos los días del año y que, aunque parezca increíble, no va a hacer que no disfrutes el momento de la misma manera.

La buena noticia es que los hábitos inadecuados son producto de nuestras costumbres y tradiciones, pero no quiere decir que no puedan ser desechados para hacer hueco a nuevas pautas que nos ayuden a cuidar nuestra salud y mejorar nuestra calidad de vida. Requiere esfuerzo sí, ganas de dar un cambio a nuestros hábitos sí, pero no es imposible y, lo más importante, realmente merece la pena.





¿Pero cómo? 






Pues, por supuesto, haciendo caso a los consejos de los especialistas (4), de los cuales destacamos los siguientes:

No importa la fecha: navidades, verano, etc. no cambies tus hábitos saludables de alimentación. Esto no quiere decir que tengas que comer verduras cocidas y pescado a la plancha 365 días al año, practica recetas ricas y sanas, hay muchísima variedad, hoy en día gracias a Internet es muy sencillo y barato encontrar este tipo de información. También es importante la planificación del menú, compensa con un primero mas ligero si el segundo va a ser más copioso, no compres más de lo que os vais a poder comer y no dejes de tomar fruta, por ejemplo, de postre unas brochetas de frutas tropicales.


Reduce el consumo de sal y azúcar. En España, recientes estudios (5) demuestran que superamos con creces los 5gr/día que recomienda la OMS. Para ello, reduce el consumo de alimentos procesados que contienen sal “invisible” difícil de cuantificar, añade la sal cuando el alimento ya esté terminado y, cuando puedas, reduce su cantidad cocinando con especias que añaden sabor a los alimentos. Fuera de casa, pide que preparen tu comida con poca sal y, si contiene salsas que te las sirvan a parte. Algo similar ocurre con el azúcar. Hoy en día, estamos muy concienciados con el azúcar que añadimos a los alimentos, pero no con el que ya contienen, esto provoca que acabemos consumiendo más del 5% de calorías totales de nuestra dieta que es lo que recomienda la OMS (6).  Para reducirlo, nos recomiendan aprender a leer etiquetas para que sepamos elegir qué alimentos son seguros de consumir y cuáles no.

Otro de los consejos más sabios es: ¡muévete! La práctica de ejercicio físico regular está asociada a la reducción de enfermedades cardiovasculares, reducción de riesgo de sobrepeso y obesidad, reducción de algunos efectos del envejecimiento, también, ayuda a liberar el estrés y la ansiedad y, mejora la calidad del sueño. ¿Qué más necesitas saber para salir de casa ahora mismo? Está demostrado que 30 minutos de actividad moderada, como puede ser andar, 5 días a la semana, ya son suficientes para aprovechar sus beneficios (8). A partir de ahí, habla con tu médico para que te haga un estudio y veas hasta dónde puedes llegar.



Para terminar, en muchos casos unos consejos de los especialistas no son suficientes. Pide ayuda y ponte en manos de un dietista-nutricionista que te ayudará a recuperarte de los excesos navideños y aprender de ellos para que el año que viene no estemos en la misma situación. A menudo, jugamos a ser nuestros propios especialistas y elegimos dietas que no son lo más convenientes simplemente porque a mi vecino le ha funcionado ¡Ten cuidado! Si consideras que ir a un nutricionista es demasiado caro, recuerda que estás invirtiendo en tu salud y es mucho lo que está en juego.


Patricia Díaz Lejarriaga



REFERENCIAS:
1.OMS Principales causas de muerte en el mundo:
http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs310/es/
2.Diabetes:
http://www.who.int/bulletin/volumes/89/2/11-040211/es/
3.Incremento de la diabetes en España:
http://www.fundaciondiabetes.org/prensa/297/la-diabetes-en-espana
5. Recomendaciones sobre alimentación en navidad:
http://www.cofco.org/area_cofco/Consejos-Nutricionales-en---/Recomendaciones-sobre-Alimentacion-en-Navidad/v/114
6. La sal en nuestra alimentación:
http://www.seen.es/docs/apartados/1662/La%20sal%20en%20nuestra%20alimentaci%C3%B3n.pdf
7. Posicionamiento SEEN sobre el consumo de azúcar:
http://www.seen.es/docs/apartados/1467/190117%20NP_Posicionamiento%20SEEN%20sobre%20el%20consumo%20de%20az%C3%BAcar.pdf
8. Ejercicio físico y salud (Dpto. de cardiología del Hospital
Universitario de San Juan, Alicante)
http://www.revespcardiol.org/es/ejercicio-fisico-salud/articulo/90341409/